Blog

Últimas noticias de Sanamente

Autolesiones: un lenguaje de dolor

Existe una amplia diversidad de conductas autolesivas, sin embargo, tienen en común que ayudan a evadir sentimientos como la tristeza, la ansiedad, el miedo, el enojo, la soledad, entre otros. 

En términos generales, las autolesiones se definen como conductas deliberadas y repetitivas que lesionan o alteran el cuerpo, las cuales se realizan con la intención de aliviarel dolor emocional y/o la tensión fisiológica. 

Las razones por las cuales las personas se autolesionan son muy diversas, aunque su finalidad o intención generalmente no es el suicidio. Se recurre a dichas conductas como un método de regulación emocional.

Por tanto, se trata de estrategias no saludables para enfrentar situaciones o emociones que resultan desbordantes; las cuales pueden llegar a convertirse en algo casi automático en algunas personas. 

Las conductas autolesivas pueden ser formas activas como cortes, golpes, uso de drogas, uso de medicamentos no prescritos, etc. O bien, pueden manifestarse como formas pasivas, por medio de poca o excesiva alimentación, pensamientos negativos con la intención de autocastigo, conductas sexuales de riesgo, conducción temeraria o imprudente, entre otras. 

Es fundamental comprender que lo físico, lo emocional, y lo social se encuentran conectados, por lo que la salud es integral. El entorno y las relaciones que establecemos con los otros también influyen en la práctica de dichas conductas.

Recuerda que la búsqueda de un acompañamiento profesional, en el marco del respeto y un ambiente de confianza puede hacer la diferencia. 

El mejor día para hacer cambios es hoy. 

Referencias:

Santos, D. (2011). Autolesión. Qué es y cómo ayudar. Grupo Pierre Cardin-México.




Marjorie Moreno Sibaja, Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top